Ideales para mantener el calor, son flexibles frente a los movimientos telúricos, mejoran la acústica., estas y otras ventajas hacen que el uso de madera para la construcción de casas siga ganando terreno y por esto también te damos los siguientes consejos:

Generalmente las maderas blandas como el pino, abeto, ciprés son las utilizadas para construcción y enchapado. Este tipo de madera cuenta con menos vetas que la madera dura y su valor más accesible.

El secado de la madera es muy importante en estos casos y el tiempo ideal es de 4 a 7 años protegidas de la lluvia y el sol, idealmente que estas se puedan secar con el viento, por lo que te recomendamos que las adquieras en una empresa que cuente con la certificación.

Recuerda también aplicar un impregnante anti termitas, ya que estas actúan en silencio acabando con las zonas interiores de la madera y sólo nos damos cuenta que el daño una vez que colapsan las paredes del inmueble.

Previo PostAccesorios para Barrer las Hojas
Siguiente PostCómo mantener tus brocas
Deja tu Comentarios